Seleccionar página

La razón por la que la tarta de nueces pecán podría ser una de mis favoritas, es porque poder disfrutar de ella es posible solo durante unos meses del año. La fecha de su recolección abarca desde septiembre hasta enero, pero al tratarse de un fruto seco, si se conserva bien puede aguantar meses, el único problema es que no podrás tenerla guardadas de lo ricas que están.

Por suerte suelo bajar al sur por Semana Santa y mi familia siempre me guarda cantidad suficiente para mis platos. En esta ocasión preferí hacer esta tarta y compartir la receta. Lleva una cantidad importante de nueces pero merece la pena.

Masa
100 gramos de mantequilla
200 gramos de harina
50 gramos de pacanas molidas
50 gramos de azucar
Una pizca de sal
Un huevo

Relleno
100 gramos de mantequilla
4 huevos
Una yema
125 gramos de azúcar moreno
Una pizca de sal
150 ml de sirope de arce (opcional)
50 gramos de pacanas molidas
200 gramos de mitades de pacanas

Para preparar la masa trocear la mantequilla y amasarla con el resto de ingredientes. Engrasar un molde (yo usé uno de 26cm de diámetro) con mantequilla y coloque la masa en el, haciendo presión con las manos y formando un pequeño borde alrededor. Cúbrela con film transparente y déjala reposar unos 60 minutos en el frigorífico.

Precalentar el horno a 180º. Para preparar el relleno, fundir la mantequilla. Bate los huevos y la yema con el azúcar y la sal hasta obtener una espuma consistente. Añade el sirope de arce y mézclalo todo bien. Incorpora la mantequilla templada y a continuación 30 gramos de pacanas molidas. Para terminar añade 150 gramos de mitades de pacanas.

Pincha la masa con un tenedor, reparta por encima el resto de pacanas molidas y vierte el relleno. Decora con las mitades de pacanas restantes. Hornear durante 50 minutos aproximadamente, depende de cada horno.

Y cuando se enfríe, a pecar.