Seleccionar página
De la mirada al paladar

De la mirada al paladar

Hace más de tres años, cuando nació Marengo Grey, nos planteamos una máxima en todos los proyectos que desarrolláramos.
“No solo se trata de hacer lo que nos gusta, sino que nos guste lo que hacemos”

Cuando hace dos semanas presentamos la colaboración junto a ElMandela y Mamah Africa, eso fue lo que sentimos. Compartir valores y objetivos hace que la colaboración sea un regalo.

Descubrir el lenguaje de las telas de algunas culturas africanas nos impresionó. Cada estampado tiene un significado. En este caso hemos utilizado  telas con estampado kente, típico de los reyes ashanti, de la tienda Mamah Africa, para confeccionar los bolsillos de nuestros delantales que hemos donado al restaurante El Mandela. Merece la pena visitar Mamah Africa, allí puedes encontrar artículos realizados con multitud de telas africanas, cada una con su historia.

De esta colaboración nace nuestro delantal solidario Marengo Grey, que vestirá el equipo de sala del restaurante El Mandela, plataforma que sirve para la formación e inserción de jóvenes africanos subsaharianos a través de “Amoverse Empresa de Inserción laboral”. Son jóvenes que tienen altas dificultades de empleabilidad en una empresa convencional o mercado ordinario. Por ello El Mandela es un proyecto que apuesta por el acompañamiento y el desarrollo de competencias y habilidades sociales que les permita, adquirir las herramientas necesarias al tiempo que están empleados en El Mandela, para dar el salto profesional a otra empresa del sector con mayores garantías de éxito.

Acercar un pedacito de África, conocer parte de su rica y variada gastronomía, disfrutar de auténtica comida africana en el centro de Madrid es algo único. No sólo porque tenga uno de los mejores menús degustación de todo Madrid (según diario ABC, año 2013) si no porque a través de la gastronomía, nos acercamos a realidades diferentes, en algunos casos muy familiares, especialmente para aquellos que hayan estado por el viejo continente.

¡Ya estáis tardando en ir a disfrutar de la experiencia!

Tarta Pecán

Tarta Pecán

La razón por la que la tarta de nueces pecán podría ser una de mis favoritas, es porque poder disfrutar de ella es posible solo durante unos meses del año. La fecha de su recolección abarca desde septiembre hasta enero, pero al tratarse de un fruto seco, si se conserva bien puede aguantar meses, el único problema es que no podrás tenerla guardadas de lo ricas que están.

Por suerte suelo bajar al sur por Semana Santa y mi familia siempre me guarda cantidad suficiente para mis platos. En esta ocasión preferí hacer esta tarta y compartir la receta. Lleva una cantidad importante de nueces pero merece la pena.

Masa
100 gramos de mantequilla
200 gramos de harina
50 gramos de pacanas molidas
50 gramos de azucar
Una pizca de sal
Un huevo

Relleno
100 gramos de mantequilla
4 huevos
Una yema
125 gramos de azúcar moreno
Una pizca de sal
150 ml de sirope de arce (opcional)
50 gramos de pacanas molidas
200 gramos de mitades de pacanas

Para preparar la masa trocear la mantequilla y amasarla con el resto de ingredientes. Engrasar un molde (yo usé uno de 26cm de diámetro) con mantequilla y coloque la masa en el, haciendo presión con las manos y formando un pequeño borde alrededor. Cúbrela con film transparente y déjala reposar unos 60 minutos en el frigorífico.

Precalentar el horno a 180º. Para preparar el relleno, fundir la mantequilla. Bate los huevos y la yema con el azúcar y la sal hasta obtener una espuma consistente. Añade el sirope de arce y mézclalo todo bien. Incorpora la mantequilla templada y a continuación 30 gramos de pacanas molidas. Para terminar añade 150 gramos de mitades de pacanas.

Pincha la masa con un tenedor, reparta por encima el resto de pacanas molidas y vierte el relleno. Decora con las mitades de pacanas restantes. Hornear durante 50 minutos aproximadamente, depende de cada horno.

Y cuando se enfríe, a pecar.

Isla

Isla

Está claro que el 2016 fue el año de las islas en nuestras vidas, sobre todo de las Canarias. En un año visitamos tres de ellas, Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura. Parecía que nuestras ganas de crear estaban unidas a la luz, el olor y el color que tienen. Sin duda esa fue nuestra inspiración para crear nuestro nuevo modelo de delantal. La perfecta armonía entre los colores del mar, el cielo y la luz hicieron que naciera ISLA, en tres colores que nos recuerdan la tonalidad isleña. Ese gris marengo del mar cuando cae el sol, azul cielo, color que se mantiene en casi todas las horas del día y como no blanco, que refleja la luz tan característica de las islas Canarias. Tres colores perfectamente combinables entre sí.

Unos meses después nace ISLA

Apostamos por añadir un bolsillo inferior con dos compartimentos y uno superior que destaca por un pequeño adorno de cuero que se puede quitar para facilitar su lavado, al igual que los tirantes de todos nuestros modelos. En este caso va sujeto al cuello y a la cintura. Otro detalle que marca la diferencia con el resto de modelos son los ollados, su forma ovalada, permite introducir el tirantes sin necesidad de mosquetón. Tanto el tirante del cuello como el de la cintura son ajustables.

Quizá piensas que el blanco es un color muy sucio, pero desde marengo grey creemos que nuestros delantales pueden encajar en otros sectores que no sea la hostelería. Como por ejemplo en farmacias, óptica, joyerías etc. ¿Quién dijo que ir con uniforme sea aburrido?

Desde entonces tenemos un trocito de Canarias representado en nuestro delantal Isla. Nosotras nos quedamos con la vivencia y espero que con este delantal podáis sentir y disfrutar tanto como lo hicimos nosotras en nuestras tres escapadas a las islas.

 

Restyling restaurantes Lateral

Restyling restaurantes Lateral

El reto impresionaba: restyling del uniforme del personal de sala para Restaurantes Lateral a nivel nacional.

Solemos decir que nuestro delantal ejerce de burladero para quien lo viste, pero ahora más que nunca, también supone cuidado y respeto hacia el cliente. No es de extrañar que un grupo como Lateral, haya sido de los primeros en entender la importancia de vestir una marca cuyo tú a tú con su cliente pueda verse en persona y a la distancia que marca el espacio.

Sobre la mesa tres must del nuevo diseño:

  • Bolsillo adaptado a la medida del comandero digital, reforzado en su totalidad.
  • Tirantes de piel ajustables y desmontables de la pieza textil, para facilitar su lavado.
  • Propuesta de pantone adaptados al look&feel de los 7 espacios a nivel nacional.

Respetando nuestras premisas de diseño, empleando materiales naturales y de producción nacional, la nueva propuesta de vestuario de restaurantes Lateral se adapta a la personalidad propia del diseño de interior específico de cada espacio. Entendiendo la importancia de la construcción del discurso de una marca más allá de la identidad corporativa, Lateral propone una presencia en la que habla el respeto hacia el cliente y el cuidado de los empleados.

Nuestro modelo Milk para Lateral Arturo Soria. El resto de restaurantes vestirán el modelo Grey en 6 colores diferentes. Marrón y Verde para sus dos restaurantes de  Castellana y Azul para Lateral de plaza de Santa Ana. En el corazón de Madrid rojo para Fuencarral. Salmón para Velázquez y Albero para Lateral Barcelona. Sin duda una combinación fresca y alegre, acorde con su carta de productos.

Todo el material de nuestros delantales son de proveedores locales y nuestros envíos en Madrid los hacemos con bicimensajeros. Intentando generar el menor impacto negativo sobre el medio ambiente.

Dinos cuál es tu oficio y personalizaremos tu delantal adecuándolo a tus necesidades.

Packaging para tu bizcocho

Packaging para tu bizcocho

Imagino que si te has animado a poner en práctica la receta del bizcocho de plátanos de mi post anterior, estarás deseando que lo pruebe tu gente. Y que mejor manera que presentarlo de una forma bonita y original, y sin gastar mucho dinero. Para ello necesitas el molde de cartón, (este amarillo con lunares blancos lo compré en la tienda Tiger pero si lo podéis hacer mucho mejor),  plástico transparente para envolver, cuerda y alguna florecilla que aguante lo suficiente hasta su entrega. Yo en mi caso, elegí paniculata, suelen tenerlas en todas las floristerías porque son las que utilizan en casi todos los ramos que preparan. Pero otra opción que va muy bien es la flor siempre viva, esta al secarse solo endurece su textura pero queda igual de bonita.

Como comenté, si la idea es regalar tu bizcocho lo primero que tienes que hacer es introducir la mezcla de los ingredientes en un molde de cartón donde finalmente lo entregarás. Una vez que se enfríe lo puedes envolver. Para que quede más personalizado puedes poner una tarjeta con cuerda de fibra natural y una flor.

También se pueden hacer bizcochitos individuales utilizando tarros de cristal como los de los yogures, es mejor opción que el cartón, así el producto se mantendrá más fresco. Para envolverlo con una tela bonita y la misma cuerda quedará precioso. De esta manera estarás generando menos residuos, además la persona que lo reciba, podrá reutilizar el envase sin problema, dandole continuidad a los materiales. En otro post os contaré la manera de utilizar los tarros para que podáis ver como quedan. No somos consientes de la cantidad de residuos que generamos. Así que ya sabes, a buscar soluciones y a compartirlas que un pequeño gesto es un gran paso para el medio ambiente.