Seleccionar página
Tarta Pecán

Tarta Pecán

La razón por la que la tarta de nueces pecán podría ser una de mis favoritas, es porque poder disfrutar de ella es posible solo durante unos meses del año. La fecha de su recolección abarca desde septiembre hasta enero, pero al tratarse de un fruto seco, si se conserva bien puede aguantar meses, el único problema es que no podrás tenerla guardadas de lo ricas que están.

Por suerte suelo bajar al sur por Semana Santa y mi familia siempre me guarda cantidad suficiente para mis platos. En esta ocasión preferí hacer esta tarta y compartir la receta. Lleva una cantidad importante de nueces pero merece la pena.

Masa
100 gramos de mantequilla
200 gramos de harina
50 gramos de pacanas molidas
50 gramos de azucar
Una pizca de sal
Un huevo

Relleno
100 gramos de mantequilla
4 huevos
Una yema
125 gramos de azúcar moreno
Una pizca de sal
150 ml de sirope de arce (opcional)
50 gramos de pacanas molidas
200 gramos de mitades de pacanas

Para preparar la masa trocear la mantequilla y amasarla con el resto de ingredientes. Engrasar un molde (yo usé uno de 26cm de diámetro) con mantequilla y coloque la masa en el, haciendo presión con las manos y formando un pequeño borde alrededor. Cúbrela con film transparente y déjala reposar unos 60 minutos en el frigorífico.

Precalentar el horno a 180º. Para preparar el relleno, fundir la mantequilla. Bate los huevos y la yema con el azúcar y la sal hasta obtener una espuma consistente. Añade el sirope de arce y mézclalo todo bien. Incorpora la mantequilla templada y a continuación 30 gramos de pacanas molidas. Para terminar añade 150 gramos de mitades de pacanas.

Pincha la masa con un tenedor, reparta por encima el resto de pacanas molidas y vierte el relleno. Decora con las mitades de pacanas restantes. Hornear durante 50 minutos aproximadamente, depende de cada horno.

Y cuando se enfríe, a pecar.

Bizcocho de plátano

Bizcocho de plátano

Después del éxito que ha tenido el bizcocho de plátano que hice en el pueblo, quería compartir la receta contigo. Sé que la opinión de tus amigos cuenta, pero cuando otras personas te repiten lo mismo, debe ser que es verdad que está bueno. Otra de mis pasiones además de la cocina es la decoración, por eso os voy a dar algunos consejos de cómo presentar vuestro bizcocho, si queréis que sea el rey de la mesa.

Un toque floral hará que parezca aún más apetecible por el colorido. Y si las flores son silvestres mucho mejor. Si lo que quieres es regalárselo a alguien, un empaquetado bonito hará que triunfes seguro. En este caso en vez de introducir la masa en el molde de aluminio que tenemos en casa, lo haremos en un molde de cartón especial para horno, que puedes encontrar en la tienda mini cooking. Esta tienda me tiene enamorada, en ella puedes encontrar todo lo que necesites para hacer tus recetas favoritas.

En mi próximo post hablaré de distintas formas de presentarlo para regalo. Ahora vamos a la receta:

INGREDIENTES:
. 6 Plátanos muy maduro
. 150 ml de aceite vegetal
. 200 gr. de azúcar moreno
. Una cucharadita de vainilla
. Una cucharadita de levadura
. 2 huevos
. 75 gr. de yogurt natural
. 210 gr de harina
. Una cucharadita de bicarbonato
. 1/4 de sal
. 3 cucharadas de azúcar en polvo

ELABORACIÓN:
Precalentar el horno a 180 grados durante 10 minutos. Machacar 5 plátanos y medio y reservar el resto para decorar. En un bol mezclamos el aceite, el azúcar moreno, la vainilla, los huevos y el yogurt. Añadimos el puré de plátanos y reservamos. En otro bol mezclamos la harina, el bicarbonato, la levadura y la sal. Introducimos los ingredientes secos a la mezcla de plátanos y lo vertemos en un molde. Colocamos rodajas del medio plátano reservado por encima y espolvoreamos con el azúcar en polvo. Horneamos durante 40 o 50 minutos.

Tortillitas de acelgas

Tortillitas de acelgas

Suena mi Cádiz por la ventana. Este viento de los últimos días me ha hecho recordar el sur durante el fin de semana. Una mañana de domingo nunca es una mañana; es un momento sin medida más allá de los sentidos. Tengo la necesidad de poner un sonido a cada instante para recordar. De este modo, al escucharlo de nuevo, podré evocar los recuerdos con un mapa sensorial delicioso. Somos de donde amamos. Soy de lugares pequeños, de pequeñas puertas y nombres pequeños; de lugares muchas veces recorridos y repetidos, y soy de lugares que son tiempo y un poco más. Estos últimos son los que hoy han regresado a mi cocina con el viento.
Cocinar es componer. Es crear una melodía tocando las teclas que ilustran el paladar. Hoy quise escuchar mi tierra gaditana, y no fue en mi querido Lambuzo, una de las cocinas con más acierto y gusto que he conocido en Madrid. Harina de garbanzo, acelga, ajo y sal. Cuatro ingredientes que son cuatro lugares, teniendo en cuenta que defiendo los apellidos en la cocina, y mi receta de hoy tiene nombres propios, padres y madrinas. Acelgas del Huerto de Lucas, harina de garbanzos de Las panaeras sevillanas, ajo de Las Pedroñeras y sal. Seguramente las tortillitas de camarones son una de las estrofas más repetidas en la cocina andaluza, pero hoy quise variar y optar por otra versión, que además son un recuerdo de mi infancia.

Dejar reposar hará que los ingredientes liguen mejor y absorban entre sí los sabores. Después de freír y dejar que el papel absorbente retire el exceso de aceite, toca disfrutar del mejor momento. Estas tortillitas son para comerla en el momento de freírlas, ya que si se enfrían perderán su textura crujiente. Espero que disfrutéis del momento tanto como yo.

Tomillo y Limón

Tomillo y Limón

Suena Chet Baker para apaciguar el chasco de la ‘no nevada’ en Madrid. Sí, yo también esperaba cámara en mano, desde primera hora de la mañana, levantarme y encontrarme con las calles de la capital blancas y a una manada de instagramers al acecho. Lo de que Brasero o Barreiro se equivoquen no tiene importancia. A mi la no-nieve no me iba a dejar sin la sensación de empezar la semana con (más…)